INTRODUCCIÓN

¿Sabias que el 65% de las personas inmigrantes que entran a España son mujeres?
Tradicionalmente la inmigración se ha caracterizado por su alto grado de masculinización. Hasta los años ochenta no se incluye al género como categoría de análisis de los movimientos migratorios, es decir, las mujeres han permanecido invisibles ante el fenómeno de la inmigración. A partir del año 1991, que se produce uno de los procesos de regularización de los extranjeros que se encuentran en nuestro territorio de forma ilegal, se empieza a apreciar en España el aumento de la población inmigrante femenina, es decir, las inmigrantes se hacen visibles. Si los extranjeros deben padecer los efectos de una legislación orientada más sobre la base de formulaciones negativas, cuya finalidad es evitar nuevos flujos migratorios, las mujeres, en tanto que extranjeras, padecen una mayor discriminación como consecuencia de estereotipos desvalorizados arraigados tanto en la sociedad de origen como en la de acogida.
La mujer extranjera es el motor económico de las familias generadora de divisas para los países de origen, es el puente entre culturas, cauce de integración familiar y de perseverancia de la cultura autóctona, es fuente de crecimiento demográfico y mantenedora de específicos sectores productivos y económicos de los países receptores. Pero también la mujer extranjera es objeto de explotación laboral, de abuso sexual, de discriminación de género, de exclusión social, víctima de violencia familiar...Por todo ello, está justificado este bloque en este curso sobre la importancia de coeducar.
Última modificación: lunes, 23 de abril de 2007, 16:13