INTRODUCCIÓN

No hace muchos años un pequeño grupo de docentes de las más diversas áreas nos unimos para formar un grupo de trabajo. Cada semana nos reuníamos para hablar de didáctica, algo que muchos no habían experimentado hasta ese momento a pesar de llevar años ejerciendo esta profesión. Nos planteábamos cómo enseñar, intentando adaptarnos al alumnado con el que contábamos. Pero sobre todo hablábamos y hablábamos de nuestro día a día en el aula. Las sesiones se convirtieron en algo realmente terapéutico, en algunas ocasiones más terapéutico que productivo.

En una de las reuniones, alguien puso sobre la mesa un proyecto llamado Comunidades de Aprendizaje, que prometía ser interesante. En poco tiempo devoramos todo lo que llevaba el membrete del CREA (grupo de creadores del proyecto de Comunidades). De repente un solo proyecto daba respuesta a la mayor parte de los problemas que habíamos discutido en muchas de nuestras reuniones.

A lo largo de este curso queremos presentaros el proyecto educativo que ha supuesto un paso de gigante en la evolución de la escuela, un proyecto que, con el mayor rigor científico, se ha convertido en la mejor estrategia para luchar contra el fracaso escolar. Hasta el momento se ha puesto en práctica en 61 centros de todos los tipos y niveles educativos a lo largo de toda la geografía de nuestro país y en todos ellos ha cosechado un gran éxito.

El estudio en profundidad de este proyecto ha llevado a muchos docentes a “subirse a la barca” (igual que en la viñeta de presentación de este bloque 1).
Última modificación: viernes, 7 de noviembre de 2008, 19:22