INTRODUCCIÓN BLOQUE 5


La mejor manera de hacer lectores es ofrecer imágenes lectoras positivas: que los pequeños vean leer en casa, que la lectura forme parte de un hecho cotidiano y agradable.
Las familias que cuentan cuentos a sus hijos, que se los leen de forma permanente, que leen delante de ellos y comentan la ilusión de leer nuevos títulos, están creando un clima propicio para que crezcan buenos lectores.
El hábito de la lectura no se improvisa, no se adquiere en un momento concreto de nuestra vida, sino gradualmente, día a día.
Por eso es necesario que la biblioteca escolar tenga también en cuenta a las familias, cuente con ellas y les pida ayuda y participación para conseguir que sus hijas e hijos sean buenos lectores.
En este bloque vamos a reflexionar sobre eso y vamos a compartir estrategias para acercar la biblioteca a la familia y la familia a la biblioteca.
Pero además queremos ir más allá y que la biblioteca escolar sea un lugar abierto a la comunidad en general y que se beneficie de la participación de los diferentes recursos que puede ofrecer la comunidad.

Última modificación: miércoles, 18 de febrero de 2009, 22:33