1. ¿Cómo elegir el proyecto?

¿CÓMO ELEGIR EL PROYECTO?


Éste quizás sea uno de los momentos más importantes. Dependiendo del grado de interés del tema del proyecto su desarrollo puede ser mucho más fácil y entusiasmante.

Un proyecto puede iniciarse de muchas y variadas formas:


1. Elección por parte de los/as alumnos/as del tema a trabajar:


* Pueden hacer votaciones para elegir temas generales que se hayan decidido a través de intervenciones individuales en una asamblea o se pueden realizar votaciones para decidir un aspecto dentro de un tema más extenso ( un sólo animal , una planta determinada, una máquina...)
* Un sólo alumno/a hace una propuesta por algo que ha vivido y todos/as se suman a ella.
* En clase surge algo que deseen solucionar, investigar, un tema que les preocupa o afecta y, deciden ponerse a trabajar (estudio de la posibilidad de tener una mascota en el aula, problemas de pintadas en la fachada del cole, ausencia de zonas verdes en el barrio...)

2. La propuesta viene directamente del profesor/a


* El profesor o la profesora consideran que hay algo que es necesario trabajar para tocar un punto básico del curriculum y que no va a ser fácil ni lógico que el alumno lo proponga.
* Otros temas pueden surgir porque hay que trabajarlos obligatoriamente durante un curso escolar: Cervantes, Mozart, la generación del 27... En vez de intentar hacer “un hueco” en una programación ajustada nos dedicaremos de pleno a ello.
* Hay otros proyectos muy interesantes que pueden surgir de un cuento, de un cuadro, de algún tema candente y actual que salga continuamente en los medios de comunicación: algún conflicto, problema económico, problema relacionado con la naturaleza...


Estas formas de elección de los proyectos se pueden llevar a cabo en todos los niveles.


Evidentemente, cuando comenzamos en un grupo de 3 años, le ayudaremos con preguntas más sencillas. También podemos contactar con las familias (en esa primera asamblea inicial en la cual, entre otros puntos, podemos tocar cuáles son los temas por los que sus hijos/as muestran interés).
Otra cuestión importante es tener claro que cuando iniciemos por primera vez la elección de un tema, los niños/as (al igual que nosotros/as) no tendrán muy claro lo que les pedimos y puede que haya momentos de silencio, cierta "turbación". Cuanto más claro les planteemos nuestra nueva propuesta, le transmitamos lo entusiasmante que a nosotros/as nos parece la idea, menos "dificultoso" nos será comenzar.

Última modificación: lunes, 23 de marzo de 2009, 12:05