5. ¿Cómo recogemos y organizamos las atreas y trabajos?

¿CÓMO RECOGEMOS Y ORGANIZAMOS LAS ATREAS Y TRABAJOS?

En el punto anterior hablábamos de la planificación. Los tutores con objetivos y contenidos en mente y los alumnos con sus propuestas para llegar al objetivo final. Todo esto, en definitiva, se hace real a través de la realización de actividades. Ellas serán las que irán dando vida a nuestro proyecto.

Es necesario tener presente siempre cómo vamos a cerrar el proyecto, cual será el fruto que podremos vivir o realizar, ya que hacia aquí habrá que ir encaminando las actividades.

Si vamos a trabajar sobre un pintor, escultor, escritor...no será lo mismo pensar en una exposición final, que en la edición de un dossier para la biblioteca del aula. A la vez, no es lo mismo pensar en una exposición para otros compañeros del nivel, el ciclo o todo el centro, que realizarla de cara la familia, y todo ello habrá que tenerlo en cuenta.

Desde todas nuestras áreas podremos ponernos en marcha. Podemos comenzar por recopilación de datos biográficos y elaboración propia de un escrito sobre la vida del autor (en folios y/o papel continuo si queremos hacer un buen montaje), estudio de sus obras y técnicas en artística las podemos llevar a cabo, experimentar y realizar otras obras propias que se podrán exponer). Visitar exposiciones (salidas a museos y/o salas de arte con objetivos marcados para esas visitas: fijarnos en distribución de los espacios que utilizan, situación de las obras y cómo están identificadas, carteles existentes que anuncien la exposición, disfrute con las obras expuestas ... Una vez obtenidos los datos tendríamos que preparar actividades encaminadas al montaje de nuestra exposición: contenido de la misma, fijación de fecha, lugar, horario , grupo de asistentes al que va dirigido, elaboración de invitaciones, realización de carteles anunciadores, asignación de roles durante el desarrollo de la exposición...

Si os fijáis detenidamente, en este "supuesto" proyecto tenéis actividades para trabajar muchos campos, con diferentes modos de agrupaciones, en las que nos vamos abriendo a las competencias y siempre aplicables en cualquier nivel. No se trata de realizar muchas o todas. Es interesante y necesario aprender a darnos y dar a nuestros/as alumnos el tiempo necesario para que el aprendizaje sea significativo y vital. Tenemos que quitarnos de nuestro "sentir" de maestros que lo que deben hacer es "asimilar- tragar" conocimientos y conceptos lo más rápidamente posible, de los que queden constancia en miles de pruebas escritas aun cuando todos sepamos que una vez finalizadas, casi nada quedará porque casi nada de ello necesitarán para sus vidas cotidianas.

Pasamos a compartir actividades de un proyecto real en un grupo de 3 años

EL proyecto se llamó “PEQUEÑO AZUL, PEQUEÑO AMARILLO”. Este es el título de un cuento de la editorial KalandraKa.

El cuento admite multitud de posibilidades para trabajar

Para este proyecto la profesora se centró en el trabajo desde la parte artística y la expresión en este campo. La duración del mismo fue de un mes

Argumento con el que vamos a trabajar: Los protagonistas son dos manchas de colores amigas. En un momento dado se fundieron en un abrazo y apareció un nuevo color.  

Desde aquí se marcaron objetivos como: experimentar con los colores, hacerlos descubrir cambios, utilizar diversos tipos de materiales y soportes, realizar composiciones...

Se comenzó por experimentar qué cambia de color con un “abrazo” y qué no cambia : nuestros cuerpos, juguetes y materiales rígidos de clase, folios de color, papel celofán, plastilina, pintura. Al aprender en qué materiales se producen mezclas y en cuáles no, se seleccionaron lo que eran útiles para ver los cambios de color y se desarrollaron otro tipo de actividades. Más adelante se pasó a realizar mezclas en papeles de diversos formatos y texturas: folios, tiras rectangulares, A3, papel de estraza...

Tiras de cartulinas pintadas por ellos/as se recortaron y se convirtieron en cuadrados .De esta forma se obtuvo un material propio que sirvió para realizar composiciones así como series.

Se amplió el uso de soportes sin realizar mezclas para experimentar resultado, tacto, sensación...

 

Realizaron mezclas entre los colores primarios, obteniendo así lo secundarios. 

La experiencia no quedó aquí. Puesto que el proyecto había partido de un cuento , se decidó elaborar uno propio. Escribieron una historia que pasó a formar las páginas de un libro. Fue ilustrada, se encuadernó .Se llamó “ Pequeño naranja”, y desde entonces está en la biblioteca del aula.

 

Algunas de las actividades (como la realización del cuento) no estaban planificadas previamente, sin embargo acabaron convirtiéndose en esenciales

Todas estas actividades responden a objetivos marcados en la programación anual (se superan). Fijaros que fácil es que sean ellos/as los que elaboren material, descubran los conocimientos, se compartan, se amplíen.

Hemos compartido con vosotros/as de forma breve diversos tipos de actividades que se pueden realizar en los proyectos. Teniendo en la mente un objetivo de un área cualquiera y pensando como convertirlo en algo de uso "realmente" social se nos abrirán multitud de actividades posibles. Es una medida fácil para ver si vamos por buen camino la de pensar, como os hemos comentado, si lo que hacemos en el aula existe y se da en la sociedad.



Última modificación: jueves, 12 de marzo de 2009, 09:46