Tutoría Virtual en Moodle


Tarea Bloque I:
Constructivismo Social y Moodle: Uso Educativo/Formativo de Moodle

José Luis Colomina Figueredo


  1. Sobre el Aprendizaje:
    Antes de entrar a exponer las posibilidades de Moodle como apoyo o herramienta fundamental en el desarrollo de actividades didácticas, conviene hacer un repaso de algunas teorías sobre el aprendizaje que se presentan en el curso.

    1. Constructivismo (Piaget):
      El concepto de Constructivismo se refiere a la idea de que el hecho del aprendizaje no se produce solamente por la mera exposición de unos determinados conocimientos al alumno, y que, más importante que esa simple exposición es la interiorización que el alumno hace de esos nuevos conocimientos, combinándolos con experiencias propias, otros conocimientos previamente adquiridos, e intentando aplicar todo ello a la solución de problemas o conflictos que este encuentra en su vida cotidiana.

      Esto significa que la predisposición del alumno resulta importante para que el hecho del aprendizaje tenga éxito. Si el alumno es receptivo y piensa que puede encontrar respuesta a algunas de sus necesidades reales en la materia que estudia, está en condiciones óptimas de aprender.

      No obstante, esto también puede indicar que, si el profesor o tutor sugiere u obliga al alumno a plantearse determinados problemas para hacérselos patentes, le invitará a encontrar respuestas a cuestiones que, posiblemente, no se había planteado, despertando su motivación.

    2. Constructivismo Social (Vigotzky):

      Este concepto supone una ampliación del anterior al entorno cercano que rodea al individuo y a su integración en un grupo con el que comparte circunstancias y experiencias. Supongo que también puede definirse como un marco de referencias compartido con otros individuos y que puede facilitar el proceso de aprendizaje ayudando a definir conceptos y construir ideas a partir de esa "cultura común".

    3. Construccionismo y Colaboracionismo:

      La teoría Construccionista defiende que los contenidos recién asimilados por el alumno se afirman con mayor eficacia si el alumno está obligado a reelaborar esa información para ponerla a disposición de otros individuos. Aparte de este beneficio, esta práctica pone a disposición del resto de alumnos un nuevo enfoque de los contenidos que puede ayudarles a comprender mejor su significado.

      La combinación de estas teorías crea un método Colaboracionista de Educación, en el que los alumnos toman a veces el papel del profesor y éste adopta un papel de moderador que supervisa todo el proceso estimulando la motivación, suministrando información, organizando el trabajo, corrigiendo posibles errores y solucionando los problemas que puedan surgir.

    4. Autonomía y Colaboración:

      A partir de la idea de colaboracionismo surgen estos dos conceptos referidos a las dos situaciones básicas en las que el individuo desarrolla su proceso formativo.

      1. Autonomía: Una parte del proceso educativo exige un tiempo de trabajo personal, de interiorización e interpretación de lo aprendido a través del conocimiento propio.

      2. Colaboración: Una vez realizado el análisis personal de la información, el alumno debe reelaborarla y presentarla a sus compañeros, dando lugar a una puesta en común que servirá para exponer sus conclusiones, ponerlas a prueba, corregir ideas erróneas y acrecentar su experiencia con las de los demás.

        Aunque lo normal es que, como alumnos, todos nos sintamos predispuestos para trabajar más comodamente en una de estas dos situaciones, lo ideal es que exista un correcto equilibrio entre ambos polos, de forma que el alumno sea capaz de digerir la información por sí mismo mediante la reflexión y el análisis en algunos momentos del proceso, y dedique también parte del tiempo a poner en común con el grupo esas reflexiones, ponerlas a prueba y complementarlas entre sí.

    5. Estilos de Aprendizaje (Honey y Mumford, 1994):

      Simultáneamente a este curso, estoy realizando uno de Tutoría Virtual en el que hemos estudiado otras teorías que tienen que ver con el proceso educativo. Me parece interesante incluirlas aquí:

      Diversos estudios parecen indicar que no todos los alumnos se enfrentan a la experiencia educativa de la misma forma. Según estos estudios, pueden definirse cuatro tipos básicos de alumno según su manera de aprender:

      1. Activo: Tendencia a la implicación activa y sin prejuicios en nuevas experiencias.
      2. Reflexivo:Tendencia a la observación de las experiencias desde diversas perspectivas. Prioridad de la reflexión sobre la acción.
      3. Teórico: Tendencia a un enfoque lógico de los problemas. Integración de la experiencia dentro de teorías complejas.
      4. Pragmático:Tendencia a la experimentación y aplicación de las ideas.

        Los alumnos con una tendencia natural hacia uno de estos tipos tendrían facilidades para aprender determinadas materias si estas se enfocan según su preferencia, pero podrían estar abocados al fracaso si el proceso no se adapta a su modelo. El alumno ideal tendría una predisposición equilibrada por todos estos tipos , con lo que tiene facilidades para aprender en cualquier situación.

        Expongo aquí estas ideas porque creo que el modelo Colaboracionista puede ser muy beneficioso, ya que favorece que alumnos que compartan estilos de aprendizaje puedan ayudarse entre sí, e igualmente, puedan enriquecer sus formas de trabajo a partir de las de otros compañeros.

  2. Educación Electrónica (E-Learning):

    La aparición de las nuevas tecnologías y las herramientas que ponen a nuestra disposición ha provocado la aparición de una nueva práctica educativa que se aprovecha de ellas: Información digital, Multimedia, Correo-E, Foros, Chat, etc...

    1. Educación-E frente a Educación a Distancia:

      Es importante diferenciar a la Educación-E de la Educación a Distancia tradicional. Aunque comparten la característica de poder llegar a individuos geográficamente dispersos, la Educación a Distancia supone una mayor carga en el alumno para controlar el proceso de aprendizaje. Aunque disponía de la ayuda de un tutor y de medios para comunicarse con él o con otros compañeros (Correo Postal, Teléfono, Radio, Televisión), estos medios no eran tan eficaces como los que proporcionan las nuevas tecnologías.

      Las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ponen a disposición del estudiante todo un entorno compartido con sus tutores y compañeros que reducen la sensacion de soledad que experimenta el alumno a Distancia.

      1. Herramientas sincrónicas: Chat, Videoconferencia, etc...que permiten una comunicación instantánea con profesor y compañeros para aclarar dudas y coordinar el trabajo.
      2. Herramientas asincrónicas: Foros, Correo-E, etc.. para mantener una comunicación con el resto de los participantes en el proceso y que permiten la publicación de los materiales de trabajo y las intervenciones de los alumnos y el tutor como si se encontraran en un "aula virtual".
      3. Permanencia y estabilidad de los contenidos: Los materiales publicados están a disposición de quien los necesite durante todo el tiempo de duración del curso con la única condición de una buena infraestructura técnica y una conexión estable a internet.
      4. Versatilidad de los recursos: La hipertextualidad y la integración Multimedia proporcionan un valor añadido a los contenidos utilizados en la Educación-E que, si se utilizan adecuadamente, pueden enriquecer enormemente la experiencia del alumno.

    2. Modalidades de Educación-E: No creo necesario exenderme en esta cuestión pero, dada la aplicación que intento dar a Moodle en mi práctica docente, pienso que resulta interesante justificarla.

      1. Educación Híbrida (Blended Learning): Una de las modalidades de Educación-E es la Educación Híbrida, conocida como Blended Learning, que se refiere a la combinación de herramientas de Educación-E con la Educación presencial tradicional.

        Una de las limitaciones que se suele achacar a la Educación-E es la dificultad de su aplicación en enseñanzas que tengan un fuerte componente experimental, que exijan el uso de herramientas, la aplicación de técnicas manuales, etc... En esos casos, la recomendación suele ser la de combinar la Educación-E con sesiones presenciales de prácticas de aplicación, dando como resultado esta nueva fórmula que podemos llamar, en castellano, Educación híbrida o semipresencial.

        El nivel de presencialidad puede graduarse según las necesidades de la materia a tratar.

        También se puede sugerir este modelo formativo como tránsito gradual entre la Enseñanza presencial tradicional y la Educación-E, permitiendo al profesorado un entrenamiento previo a la práctica de la Educación-E pura.

  3. Plataformas de Educación-E: Moodle.

    Poco hay que decir acerca de las capacidades de Moodle como plataforma para la aplicación de Educación-E. En la documentación del curso se exponen sus ventajas, su potencial, su adaptabilidad y su imparable crecimiento.

    Otra de sus principales bazas es su distribución GPL, que lo hacen asequible a cualquier organización o usuario individual para utilizarla dentro de las condiciones de la licencia.

    Por último, es necesario citar el esfuerzo que está realizando la Administración Educativa de nuestra Comunidad Autónoma como pionera en la implantación de productos informáticos de Software de Distribución Libre, apuesta demostrada con la creación de Guadalinex y la recomendación de Moodle como plataforma Digital para la Educación-E.

  4. Formación Profesional: La Formación Profesional tiene unas características especiales que hay que tener en cuenta para considerar la aplicación de una plataforma como Moodle. Intentaremos hacer un breve análisis en diversos planos.

    1. Características de las enseñanzas:

      1. Modularidad e Interdependencia: La organización de los Ciclos de Formación Profesional en los módulos formativos que los componen se realiza generalmente de manera forzada para permitir una compartimentación de los contenidos y la materia a tratar. Si bien esto ocurre en todas las enseñanzas, en el caso de la Formación Profesional, estos módulos suelen tener una fuerte dependencia entre sí. Debido a esa compartimentación, en algunos casos, la relación entre los distintos módulos no queda clara para el alumnado, que acaba percibiendo cada módulo por separado sin advertir que es mejor afrontar estos módulos como un "todo".
      2. Estrategias Pedagógicas: Por la razón expuesta, la estrategia que se recomienda al profesorado para organizar el proceso de enseñanza-aprendizaje suele ser la elección de un eje organizador que sirva como referencia y vertebración de los distintos módulos y favorezca esa percepción de unidad de los contenidos para los alumnos. Esto afecta tanto a los contenidos como a las distintas actividades para su estudio: informes, memorias, prácticas de aplicación técnica, etc...

    2. Profesorado: Las características expuestas afectan en muchos casos también al profesorado, que se encuentra algo desorientado por estas y otras razones; movilidad geográfica, cambios de módulo o asignatura, de equipos de trabajo, de recursos y medios técnicos, etc...

      Dado que en algunos casos a esto debemos añadir las dificultades de compatibilización de horarios, la comunicación entre profesores no es sencilla, y el profesor acaba por sentirse aislado y desligado del resto del equipo educativo, adoptando soluciones particulares que no suelen favorecer una dinámica de trabajo fluida y eficaz.

      La combinación de estas cuestiones suele dar lugar a que cada nuevo curso el trabajo empieza casi desde cero. Cada profesor sale adelante según su criterio, iniciativa y capacidades y, en raras ocasiones el trabajo y la documentación relativa a cada módulo se comparte dentro del equipo educativo. Si el profesor tiene la suerte de continuar al año siguiente en el mismo módulo y en situaciones parecidas, podrá aprovechar su trabajo, revisarlo y mejorarlo; en caso contrario, su trabajo se pierde para el profesor que le sustituye, que deberá empezar de nuevo con estrategias, enfoques y resultados, la mayor parte de las veces, diferentes. En estas condiciones, la homogeneidad de la enseñanza, año tras año, se vuelve complicada, por no hablar de su revisión y mejora.

    3. Características del alumnado:

      1. Heterogeneidad: Los grupos de alumnos en la Formación Profesional Específica suelen ser especialmente heterogéneos en los siguientes términos:
        1. Motivación: Dado que no hablamos de una Educación Obligatoria, la FPE combina alumnos que han llegado al Ciclo por razones casuales como proximidad al domicilio o seguimiento de antiguos compañeros con alumnos que manifiestan una fuerte motivación por el aprendizaje de la materia a tratar. Estas desigualdades afectan en muchos casos al rendimiento del grupo y al nivel de exigencia, que desciende en favor de los que muestran menos interés o capacidades.
        2. Edad: Por las mismas razones antes expuestas y con parecidas consecuencias, en los grupos de FP suelen combinarse alumnos con diferencias de edad, factor que influye en sus formas de enfrentarse al aprendizaje, en la demanda de información y en el tipo de comunicación y relaciones que establecen con el profesorado, los compañeros, los recursos, la metodología de trabajo, etc...
        3. Formación previa: De igual forma, nos podemos encontrar con alumnos procedentes de la ESO, de otros Ciclos Formativos, e incluso estudios superiores, característica que también afecta a la cohesión del grupo.

        Estos factores complican la tarea de la atención personalizada o a necesidades especiales.

  5. Posibilidades de aplicación de Moodle: En el caso que nos ocupa proponemos dos posibilidades de aplicación de Moodle a la Formación Profesional:

    1. Formación Profesional Híbrida: Aparte de los documentos oficiales como el Proyecto Curricular, las Programaciones, etc, parece interesante utilizar alguna herramienta que apoye el proceso formativo proporcionando un marco único de trabajo que concentre las actividades relacionadas con el Departamento o el Ciclo Formativo, que pueda ser utilizado por todos los profesores y alumnos, de modo que todos los participantes en el proceso colaboren en su desarrollo. De este modo pueden intentar paliarse algunos de los problemas que apuntábamos en el apartado anterior:

      1. Se favorece la percepción unitaria de la materia de estudio a pesar de su organización modular.
      2. La estrategia pedagógica se materializa en la plataforma educativa: Relaciones entre los contenidos, las prácticas, ejercicios y actividades.
      3. El profesorado comparte una misma herramienta de trabajo y éste queda registrado en un soporte para su posterior reutilización, revisión y corrección por otros compañeros.
      4. El alumno dispone de un material de trabajo que responde a los niveles mínimos del Ciclo. Una vez cubierta esta necesidad, el profesorado dispone de tiempo y capacidad de maniobra para atender a alumnos más exigentes o con necesidades especiales, sea por motivación, edad o distinto nivel formativo.
      5. Por las características de Moodle, se favorece un modelo colaboracionista de aprendizaje, en donde los alumnos comparten sus experiencias y trabajos y, si el servidor lo permite, podrán comunicarse en cualquier momento para solucionar dudas o solicitar ayuda tanto a profesores como a compañeros.

      Por supuesto, el uso de Moodle puede tener lugar durante el desarrollo de las clases presenciales en el aula si está instalado en una Intranet del Centro, combinado con sesiones de clase tradicionales, prácticas, etc...o bien en su modalidad a distancia, de forma particular por cada alumno desde cualquier ordenador conectado a la red. No obstante, para que esto último sea posible, Moodle debería estar alojado en un servidor de Internet permanente.

    2. Formación Profesional a Distancia: En los Ciclos Formativos que lo permitan por sus especiales características, Moodle puede ser también utilizado, y así lo ha sugerido la Administración Educativa Autonómica, para impartir Ciclos Formativos en su modalidad a Distancia.